Las primeras malas noticias (Finlandia Trip)

14:07 Stanley Herrarte 5 Comentarios



De Guate viajamos a Panamá ( donde un bebe lloró durante todo el viaje) y al llegar, el vuelo se atrasó 45 minutos. El tiempo fue eterno, porque no había ningún local abierto, y lo único que se podía hacer, era ir al baño. Por fin abordamos el avión hacía España.
Después de una 18 horas de vuelo, llegamos justo a tiempo al aeropuerto de Barajas. Un lugar grande, arquitectónicamente agradable y con un metro que nos desplazó de una estación a otra. Allí subimos a un avión que nos llevaría a Frankfurt. En el trayecto ya se sentía la diferencia, es decir ya no estábamos con la cordialidad “latina” de Iberia, ahora era otra línea aérea. Nadie hablaba español y la comida fue un tanto más insípida.
Por instinto, vi a una preciosa chica que iba escribiendo en un cuaderno. No pasaba de los 20 años, y viajaba sola. Malaya sentarse a su lado, pensé. A estas alturas del viaje, yo estaba arto de andar en las nubes, y lo único que podía hacer para entretenerme, era ver a esa chica y sus revistas con portadas catalanas.
Cuando llegamos a Alemania la cosa cambió. TODO estaba escrito en alemán (a huevos!) y la inmensidad del lugar más se asemejaba a un laberinto, que a un aeropuerto. Para hacer más crítica la cosa, íbamos con casi una hora de retraso y el avión despegaba a la hora en que estábamos entrando al lugar.
Comenzamos a caminar apresuradamente buscando la puerta de abordaje dos, le pregunte a alguien hacia donde estaba el lugar, pero no me entendió… una persona más, otra y otra… pero nadie entendía mi chapuceado ingles.
De pronto vi a la chica linda que venía en el avión, y sin pensarlo dos veces le dije: hablas español verdad? Y antes de que me respondiera, le pregunte que si íbamos en dirección hacia la puerta dos, y con una voz casi angelical, me dijo: es hacía el otro lado- mientras señalaba el pasillo de donde veníamos.
Puta! Nos va dejar el avión, pensé… y comenzamos a correr (literalmente) hacia el otro lado. La chica hermosa estaba sola, hablaba español y se tomaba un delicioso café… pero tenía otras urgencias en ese momento. Creo que nunca la volveré a ver.
Cuando llegamos a la bendita puerta dos, sólo a nosotros nos estaban esperando, y cuando entramos al avión, despegó.
Un par de horas, y por fin llegamos a Helsinky.
La pista de aterrizaje estaba cubierta por un infinito y delicado manto blanco, y al bajar del avión descubrimos que era nieve. Como investigador nato ( o mula que es uno) me negué a colocarme la bufanda, los guantes y el gorro, para sentir ese nuevo nivel de frío. Y la sensación fue extraña: una especie de fuerza invisible que te aplasta la piel, cuesta caminar, como cuando uno se desplaza dentro de una piscina, pero después de un corto tiempo, duele. Rica la experiencia.
Cuando estábamos en la banda móvil, esperando las maletas, escuche mi nombre. Mierda! Estando tan lejos de mi casa, de mi país, eso sólo significa malas noticias. De hecho, así fue. “Su equipaje se quedó extraviado en Frankfurt” dijo la señora mientras con dibujitos quería que le enseñara como era mi equipaje.
El termómetro marcaba 36 grados bajo cero, eran las 11 de la noche y lo único que podíamos hacer, era irnos al hotel, y rogar porque apareciera la maleta, que contenía la ropa para soportar el frio ártico.
Según nuestro itinerario de viaje, debíamos llegar a las 9 de la noche, y alguien estaría afuera del aeropuerto con nuestros nombres. En lo que llenaba unos formularios de rigor, le dije a Giovani, el bartender, que fuera a buscar a la persona que nos trasladaría al hotel.
Después de unos 10 minutos, Giovani regreso pálido, y me dijo que no había nadie afuera, y que para colmo, eran como unas 10 puertas de salida. Había que buscar de puerta en puerta, y pedirle a los dioses nórdicos que nuestro transporte no se haya ido, después de nuestro retraso de dos horas...

5 comentarios:

Muy bien Stan, muy bien!

Eddy dijo...

Aventuras y carreras de un chapín en Europa.

David Lepe dijo...

uy, jaja, bien bien.

Ahora ya sabes porque diablos uno le toma fotos a la mochila y maletas cada vez que salia de Guate...

llq dijo...

Possibly the most amazing blog that I read all year dresses with sleeves!?!