14:40 Stanley Herrarte 4 Comentarios



Muchas veces había estado en la sala 1 de Cinepolis Miraflores, pero esta vez todo era diferente.
La entrada costaba mucho más cara que de costumbre (80 tukis) y no hubieron comerciales ni atracciones de otras películas. tampoco el anuncio del papá pirata. No, esta vez los sentimientos eran diferentes( hasta mi ex novia estaba presente) y la función se retrasó una hora.
Nuevamente el Heavy Metal altero todas las reglas establecidas.
las imagenes aparecieron en la pantalla de 22 metros de largo. Las bocinas comenzaron a emitir gritos de gente, gente ansiosa por recibir y cantar las canciones de Iron Maiden. Y así exactamente me sentí en ese momento: tan emocionado que gritaba en silencio, Maaaiden, Maaaiden!
Ningún lugar pudo ser tan bizarro para iniciar la gira como India, país estigmatizado (por lo menos para mi) y lleno de costumbres arraigadas donde no cabe el heavy metal. sin embargo, alli estaban los chavitos, gritando, eufóricos, llevando con orgullo sus playeras donde Eddy es el protagonista, y formando los cuernos con sus manos. Que equivocado estaba yo, por pensar que ellos no podían ser metaleros.
Recuerdo que mis papás también estaban equivocados. Nunca pensaron que su hijo, el abanderado y presidente de grado, el miembro activo de la Juventud Franciscana, al terminar su primaria desarrollaría un gusto por la música metal, la música del diablo.
Pelo largo y desgrañado, jeans rotos y t shirt negra se convirtió en mi look favorito, el mismo look que tenían los presentes en la sala de cine, el mismo look que tenían los Indúes en el concierto de Maiden.
El siguiente punto de la gira fue Australia. Recuerdo que mis maestros decían que el rock era satánico, pero no es así. Si los Maiden tuvieran pacto con Belcebú, no se hubieran enfermado de la panza, ni les hubiera afectado la altitud de colombia, ni se hubieran asustado con los fanaticos argentinos. No señores, los Maiden son tan humanos, que hasta cagones se pusieron.
La gira continuó: Estados Unidos, México, Costa Rica, Brasil, Chile, Canadá etc...etc... y las canciones también: The number of the beast, Fear of The Dark, Can i play With madness, The Tropper... puta! fue como estar en un concierto de verdad!!!





4 comentarios:

Semana Santa 2009 Parte II

14:04 Stanley Herrarte 1 Comentarios



Viernes Santo


De chiquito, en mi casa un viernes santo se celebraba a la antigua.... es decir, no se decían malas palabras, no se escuchaba música mundana, no se comía carne roja y no se miraba TV ( a menos que fuera Ben Hur, los 10 mandamientos o la pasión de cristo) mi papá no se rasuraba, mi mamá no cocinaba y nosotros no teníamos que realizar ninguna actividad física (jugar, correr, saltar, hacer limpieza) en fin, era un luto total.


Tampoco nos podíamos bañar, porque según contaba la leyenda, una pareja de irrespetuosos se metieron a la playa ese día (mientras jesús estaba muriendo) y se convirtieron en peces.

(tengo que confesar que esa era la mejor parte de las tradiciones, shuco que es uno!)


Pero un buen año todo cambió... fuimos a panajachel y mi sorpresa fue ver a tanta gente fumando, bailando, maltratando, comiendo carnitas y tomando cerveza... y bañandose en el lago. Mierda! después de Santa Clos, este fue el peor engaño para mi.


Desde esa semana santa, las cosas nunca fueron lo mismo. Esta vez, cerveza en mano, tomé esta foto para que me ¨enbíen¨ sus comentarios.


1 comentarios:

semana santa 2009

14:33 Stanley Herrarte 5 Comentarios


I parte


Cómo la Bravha se cagó en un sábado de gloria



No recordaba a ciencia cierta la última vez que bailé... por eso el sábado de gloria decidí evitar el guaro (bueno, el exceso) y aventarme a una disco de Panajachel.

Se me olvidó el nombre, pero es la disco que pone música guapachosa, para bailar pegadito.

Me cobraron la entrada, me registraron y hasta allí, todo bien.... pero cuando llegué al salón principal, mi sorpresa fue que había un bikini open... Mierda!

Los bikinis open en un pueblo son como una especie de strip tease, pero mal hecho (sin mencionar a las chatías...) eso ya no me emociona.

Pues bien, la actividad fue patrocinada por la Bravha, y para mis lamentos, habían un idiota haciéndola de animador. ¨Aquí les traigo a Mariana!!! Machos, quiero oír una bulla!!! ¨ gritaba el pobre cerote, mientras el público indiferente, cada vez se ponía mas bravo... ¨quienes son los solteros?¨ ¨el que no levante la mano no se bañó hoy¨ y ¨arriba los rojos, donde están los cremas¨ eran las frases (con acento chabacano) que ya nos tenían a verga. Hasta el Dj de la disco estaba para cuentazos...

Para hacerles corta la historia, a eso de las 12 de la noche, gracias al desgano de los presentes, se canceló el show de playeras mojadas que tenían preparadas los culitos de Bravha. y desde esa hora, la fiesta se puso buenísima.


PS: a la una llegó la policía a apagar la disco. Mierda! (por eso prefiero a la Gallo)

5 comentarios: